Concierto sinfónico Fantasia

Esta vez el Teatro Tívoli nos permitía ver la representación del concierto de Gisela, ¿quién no se acuerda de aquella dulce voz que participó en la primera edición de Operación triunfo y que Disney premió?.

big-grupbalana-gisela-400x570730Pues bien 15 años después la cantante ha sabido desvincularse con nota y permanecer en el panorama musical, sobre todo, con espectáculos para niños, este blog ya os habló tiempo atrás sobre Gisela y el libro mágico; esta vez su propuesta es un concierto sinfónico de canciones Disney acompañada por la jovencísima banda sinfónica de Reus, que ella misma presentó indicando que el componente más joven tan sólo tenía 12 años, además de un coro de 3 chicas y un chico que también tuvieron sus momentos de protagonismo.

La combinación de la cantante junto a la banda sinfónica  nos amenizó la tarde y nos hizo partícipes de una bonita fantasía. Canciones emblemáticas de los grandes clásicos de Disney, como Sueña del Jorobado de Notre Dame o el tema principal de la Bella y la Bestia, entre otros,  nos hicieron pasar un rato, corto pero intenso y a la vez entrañable. Su voz es fantástica dulce pero con la potencia suficiente para que, en ocasiones, se me erizara el bello y no solo por la voz, sinó también por su interpretación de cada tema.

Que a Gisela le gusta el público infantil, ya lo sabíamos y lo demostró con la empatía hacia los niños presentes durante todo el concierto, de echo su trato con los niños  me hizo sentir que es una artista gentil y humana y es que los niños pueden ser muy agradecidos pero también son estrictos y no es tan fácil lidiar con ellos; terminó premiándolos al dejarlos cantar con ella ese tema principal de la película Frozen que tanto éxito ha cosechado entre el público infantil.

Añadir también el detalle que tuvo con el dúo ganador del programa oh Happy day, Friendship Sound,  al brindarlos la oportunidad de cantar una canción.

Mi única objeción y ya me lo ha parecido en alguna otra ocasión en el Teatro Tívoli es que hay problemas de sonido y en este caso los cantantes son los que pagaron el problema y el espectador al perder la voz y es que el Tivoli es un teatro muy grande que precisa en estas ocasiones una buena sonoridad y funcionamiento de los micros.

Por lo demás una hora y poco para pasar en familia, con música que suena excepcionalmente bien, entretenida y que deja con ganas de más, por lo que pudimos ver los niños salieron muy contentos y a mí, personalmente, me gustaría volver a ver a Gisela en algún espectáculo para público no infantil .

fenix

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s