La senyora Florentina i el seu amor Homer en el TNC

Es viernes por la noche, llegamos a la sala grande del TNC y está prácticamente llena. Estamos a punto de ver el clásico de Mercè Rodoreda “La Señora Florentina y su amor Homero” dirigida por Sergi Belbel.
“En la Barcelona de principios del siglo XX, las tristezas de una profesora de piano soltera seflorentina_200x236 transforman en el vigoroso proceso de construcción de una personalidad fuerte y libre, ante los ritmos marcados por un mundo de deseos masculinos. Una celebración de la independencia femenina que en el exilio republicano de su autora també se convierte en un lúcido alegato a favor de los valores democráticos. Concebidos desde el diálogo directo con una tradición escénica interrumpida por la Guerra Civil, en un equilibrio exquisito entre ironía y continuidad, el teatro de Mercè Rodoreda es un eslabón fundamental a la hora de entender esta voz tan notable de la literatura europea del siglo XX.”

Sergi Belbel presenta una tragicomedia, con más toque de comedia que de drama, todo sea dicho, donde se ve la evolución de Florentina y el desenamoramiento de su amante Homer, un caradura interpretado por Toni Sevilla.

t_flo_079a
No nos engañemos, esta es una obra de actrices en que los hombres tienen un papel totalmente secundario, dicho esto debemos destacar el trabajo de las actrices que interpretan al grupo de vecinas protagonista encabezado por la señora Florentina a la que da vida Mercè Sampietro y que nos brindan grandes escenas de complicidad como la del final del segundo acto en la que bailan y cantan alegremente transmitiendo las ganas de vivir, de disfrutar y ser felices que tienen y sobretodo la cotidianidad de sus vidas.
El gran descubrimiento de la obra es posiblemente Elisabet Casanovas (Zerafina), la criada4_flo_023a pueblerina que llega a casa de Florentina y que aporta un soplo de aire fresco en cada aparición. El personaje le va como anillo al dedo, funciona a la perfección con el resto de actrices y conecta desde el primer minuto con el público, añadiendo un punto cómico que se agradece. Seguro que os sorprenderá con un registro totalmente diferente al del personaje de la serie de TV3 Merlí.
Finalmente, la escenografía de Max Glaenzel es un acierto que llena el inmenso y complicado escenario de la sala grande del TNC, convirtiéndolo en una finca señorial del barrio de Sant Gervasi en la que no falta detalle y que sin lugar a dudas ayuda a situarse en la trama.
Si la queréis ver ¡no os durmáis!

16839474_10210905353262894_767135773_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s