El coratge de matar (el coraje de matar)

La primera obra de esta temporada a la Sala Pequeña del TNC bajo la dirección de Magda Puyo.


Hace frío, pero Erik prefiere dejar las ventanas abiertas durante la visita de su padre, que se ha presentado que se haunknown presentado a la casa de su hijo para pasar un tiempo indefinido, aunque la relación se haya enfriado visiblemente después de que se muriese la madre. Las cicatrices entre los dos son visibles, ls profundidad de las heridas, no. Cualquier presencia extraña puede perturbar gravemente la violencia latente de este núcleo familiar disgregado.

El sueco Lars Norén es una de las voces más destacadas del teatro europeo. Con una fuerte huella autobiográfica, sus textos se adentran por los terrenos más recónditos de las relaciones humanas en nuestra sociedad.


Un texto contemporáneo del autor sueco Lars Norén duro, en el que el odio y la violencia está muy presente sobre todo verbal y que en ocasiones me parecía rozaba el thriller psicológico.

En el escenario tres personajes padre, hijo y la novia del hijo aunque el mayor protagonismo se lo lleven los dos primeros y es que el coraje de matar es un diálogo tenso, lleno de recriminaciones, envidias, … des del primer minuto, entre un hijo, Erik, y su padre que llega a casa de este último para pasar un tiempo.

Dos protagonistas ni buenos, ni malos, ambos tienen un lado oscuro. Un padre ya mayor excamarero que aunque enfermo conserva el instinto sexual aun y un hijo, camarero también, aunque con vocación de artista, una faceta que queda relegada a un segundo plano que se siente inferior y que no ha superado la muerte de su madre.

La novia del hijo Radka, una camarera de pub que por su vestimenta y comportamiento recuerda a una prostituta llega para calmar primero el ambiente y volver a encenderlo después si cabe con más fuerza y provocar el trágico final entre padre e hijo.

El trío de actores lo forman, Manel Barceló, Nao Albet y Maria Rodriguez con buenas interpretaciones en general, pero el primero interpretando al padre es para mí el que realiza mejor trabajo, se desenvuelve a la perfección en escena dando muestras de ese personaje turbio y manipulador, en cambio, Nao Albet en algunos momentos parece sobreactuar aunque hay que decir que tanto un personaje como el otro tiene una dificultad interpretativa importante.

unknown

La escenografía es realmente impactante por lo sobrecargada que está, el hogar de Erik, un chico con vena de artista que tiene su casa repleta de esculturas, y trastos en las que destaca un cuadro que va cambiando de imagen.

La única objeción las primeras escenas, diálogos largos entre padre e hijo que se hacen algo densos y pesados.

Algo más de hora y media de tensión para el espectador en una obra que muestra una dura relación entre un padre y un hijo, que se ve aun más alterada con la presencia de la novia del hijo; en mi opinión es la ejemplificación del fracaso de las relaciones familiares, un texto que termina tocando al espectador y que es necesario digerir mientras repasas lo que se ha representado.

Oscura, dura y perturbadora mantiene al espectador en constante tensión.

Del 6 de octubre al 30 de octubre en la Sala Pequeña del TNC.

blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s