El Padre en el Teatro Romea

El pasado Miércoles 21, asistimos a la representación de ésta obra justo el día en que su protagonista cumplía 87 años.

581x327_sin_teatro_el_padre


El Padre es calificado por el propio autor, Florian Zeller, de farsa trágica. Y ahí radica su grandeza y su dificultad. Trata un tema tan espinoso como la perdida de la realidad debida a la vejez. Nos coloca en la perspectiva de una mente confusa o, quizá, confundida por los intereses de los que le rodean, nunca lo sabremos.

Sin ridiculizar jamás el carácter principal, Andrés nos hace reír. Las situaciones ambiguas, muchas veces contradictorias, las réplicas mordaces, los personajes duplicados, cambiantes, y por encima de todo la duda de si lo que realmente sucede es lo que dice la familia o es lo que siente el padre, producen una de las obras más divertidas, apasionantes y profundas del teatro contemporáneo.

Muchas veces se acerca al drama, otras muchas a la comedia y la mayoría de las veces a un inquietante “thriller” al estilo Hitchcock.

Nunca decae y cuando creemos estar en una certeza, un revés inesperado, una imagen nueva nos desconcierta y nos vuelve a atrapar. Gran y divertido teatro.

Naturalmente es una obra escrita para un actor. Contar con Héctor Alterio para el papel principal convierte este proyecto en un sueño para cualquier equipo ya que el rigor, la inteligencia, el dramatismo y el sentido del humor están garantizados.

José Carlos Plaza

Duración: 1 hora y 40 minutos.


Reconozco estaba especialmente ansiosa por ver esta obra, ver un actor de más de 80 años encima de un escenario no es lo más habitual, si además éste es el protagonista y lleva el peso de la historia, es realmente admirable.

Héctor Alterio es Andrés, El Padre, el protagonista de esta historia que nos sumerge en la cotidianidad de quien comparte la vida con gente mayor: a medida que pasan los años como se puede ir perdiendo la memoria hasta el punto de no recordar lo más reciente y confundir hechos, como le ocurre al protagonista que está enfermo .

Una obra de teatro capaz de mezclar lo real con lo que la cabeza del protagonista cree vivir, siempre tratado de una forma respetuosa y combinando también el dramatismo con dosis de comedia, que logra hacer dudar al espectador entre lo real y lo que surge de la cabeza de Andrés, a la vez que lo mantiene en vilo hasta el final.

El Padre está magistralmente interpretada por Héctor Alterio, cuyo personaje protagonista parece estar hecho a su medida, y le acompañan cinco actores más, entre los que destaca el papel realizado por Ana Labordeta quien da vida a la hija de Andrés sobre las tablas.

img_5166

Una escenografía completa, representa un piso que inicia completamente amueblado y termina prácticamente vacío, algo que tiene mucho que ver con esa irrealidad que vive el protagonista y a la vez también mantiene al espectador confuso hasta que termina.

Personalmente me gustó mucho, la disfruté y me pareció que reflejaba a la perfección la realidad de muchas personas que conviven con personas de avanzada edad con sus limitaciones y enfermedades, cuyos familiares pueden sentirse identificados.

Permanecerá en cartel en el Teatre Romea de  Barcelona hasta el 16 de Octubre.

blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s