Giselle

El pasado día 10 asistimos de nuevo al Teatre Tívoli, para presenciar el estreno de Giselle por parte dell Ballet de Moscú, la segunda obra que nos brinda esta compañía en su estancia en Barcelona durante su gira.

La historia de Giselle consta de dos actos, en el primero conocemos a la protagonista, una campesina bella e inocente a la que le gusta bailar pero que se ve sobreprotegida por su madre, ya que la salud de Giselle es frágil; cuando conoce a Albrecht, un duque que se hace pasar por aldeano, ella se enamora sin saber que él está prometido mientras el guardabosque llamado Hilarión, que sospecha del engaño cuando lo constata, aprovechando que la corte del príncipe de Courtland en la que la prometida de Albrecht viaja hace un alto en el camino lo desenmascara. El engaño provocará la muerte de Giselle y la finalización del primer acto.

giselle-04-copia

En el segundo acto, las Willis (espíritus del bosque) aparecen cuando Hilarión visita la tumba de Giselle, ellas se cobran su venganza arrebatándole la vida; después es Albrecht el que aparece buscando la tumba y queriendo encontrar el perdón, Giselle se hace visible ante él para prevenirlo pero no es suficiente ya que las Willis con su reina al frente atraen al duque pero finalmente el amor de Giselle hacia él le da aliento para resistir vivo hasta el alba y es entonces cuando Giselle se despide definitivamente de él.

Los dos bailarines principales C. Terentiev y A. Ustimov expresan con sus movimientos una magia indescriptible; ella es espectacular: sus movimientos pulcros y cuidados que desprenden una finura palpable para el espectador y la compenetración con Ustimov notable.

Acompañan a estos dos bailarines el resto de compañía en la que destaca en el segundo acto las bailarinas que interpretan a las Willis y su reina Martha con un gran trabajo que hace viajar al espectador a ese mundo mágico e irreal en el que sucede la historia.

La escenografía e iluminación es también otro punto a favor ya que recrea la aldea y el bosque de forma ideal para la interpretación del ballet y para transportarnos a ese mundo sobrenatural.

En definitiva, dos horas de un muy buen espectáculo en el que se utiliza la danza para expresar emociones y hacer llegar la historia de Giselle al espectador, además de hacer patente la técnica evidente que tiene toda la compañía.

Hasta el 14 permanecerán en el Teatre Tívoli de Barcelona.

fenixBlog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s