Victòria al TNC

El jueves pasado de nuevo visitamos el Teatre Nacional de Catalunya, para ver Victoria, que se estrenó hace un par de semanas y que había generado grandísimas expectativas.

victoria.png


Victoria es el nombre de la protagonista de un triángulo amoroso en medio de la lucha política clandestina en una ciudad atemorizada por la dictadura. La necesidad finalmente le obligará a tomar partido entre las ideologías permitidas y las prohibidas … Victoria es el último texto de Pau Miró, una de las voces más destacadas del panorama teatral catalán contemporáneo.


En la Barcelona de la post-guerra, concretamente en 1951 durante la huelga de los tranvías, una época de regresión, oscuridad y miedo, en la que la parte de la población se apoyaba en la religión sucede esta pieza teatral. Victoria es la protagonista de esta obra, una mujer que acaba de quedar viuda y que recibe como herencia la barbería de su marido, un establecimiento de los de antes con vivienda interior. Acostumbrada a no preocuparse de lo que pasaba a su alrededor, es decir, a mirar hacia otro lado, ser un poco ignorante por voluntad propia hecho que hace que aunque no sea tonta haya vivido absorta de muchos hechos que le rodeaban, tanto personales como sociales.

La aparición de un antiguo profesor republicano la ayudará a empezar a poner los pies en la tierra y conocer lo que le rodea, lo legal y también lo ilegal pero al fin y al cabo de alguna manera debe sobrevivir, a pesar de los temores. Aunque el personaje que más la influye es una chica que llega procedente de Francia algo misteriosa, pero que con su valentía hará reaccionar a la protagonista.

Emma Vilarasau es Victoria, Pere Arquillué el professor republicano y Jordi Boixaderas un falangista amigo de la familia, ellos tres forman un triángulo amoroso con dos hombres de ideología completamente opuesta; les acompañan también Mar Ulldemollins la chica,  Mercè Arenga, Joan Anguera y Nil Cardoner; todos ellos forman un elenco que interpretan magistralmente todos los personajes. 

M-victoria4.jpg

Mención especial debe tener la escenografía que es sinceramente espectacular, recrea prácticamente a la perfección un barbería de la época, algo alargada pero cierto es que el escenario del nacional es enorme; además no es una escenografía fija sinó que sube o baja dependiendo de las necesidades del momento dejando cuando desaparece el espacio del escenario para recrear otras escenas que sucederían fuera de la barbería. El juego de luces también es muy acertado.

Victoria no es únicamente el nombre de la protagonista, es mucho más, el estado en el que termina ella misma con su evolución, es simplemente una VICTORIA.

Una obra que como decía creaba muchísimas expectativas, un texto nuevo con muy buena pinta que cumple con creces, salí del teatro muy satisfecha,  en mi opinión la mejor obra de teatro que he visto esta temporada. IMPRESCINDIBLE.

Blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s