Madres Forzosas (Fuller House)

Buenos días a tod@s,

Para todos aquellos que hayáis nacido y/o crecido entre finales de los ’80, principio de los ’90, seguro que recordaréis la serie protagonizada por Bob Saget, John Stamos, Dave Coulier, Candace Cameron, Jodie Sweetin y Ashley y Mary-Kate Olsen: Padres Forzosos (Full House). Pues bien, a finales del pasado mes de febrero se estrenó su spin-off Fuller House, Madres Forzosas, en la plataforma digital Netflix.

fuller_house_-_teaser_screen_shot_-_h_2016


En una continuación de Padres Forzosos, DJ Tanner (la mayor de las hermanas) es una madre de tres chicos y recientemente viuda. La hermana mediana de DJ, Stephanie, su mejor amiga Kimmy y la hija adolescente de ésta se mudan a la casa donde crecieron para ayudarla a criar a sus hijos. ¡La casa está más al completo que nunca! 


Para todos aquellos que hayáis crecido en los ’90 y hayáis visto Padres Forzosos, Madres Forzosas (Fuller House) es una apuesta segura. La serie en si sigue la estela del show original, y está llena de paralelismos: pese a que todos los personajes juegan un papel importante, no se puede decir que haya un único protagonista: el spin-off gira entorno a la situación familiar de la mayor de las hermanas Tanner, DJ, quien acaba de quedarse viuda con tres hijos. La situación para ésta resulta tan abrumadora, que en lugar de vender la casa donde crecieron, tal y como tenían pensado, DJ se queda en la casa, junto con sus tres hijos, su hermana mediana Stephanie y su mejor amiga Kimmy Gibler y la hija adolescente de ésta.

24920113

A lo largo de los 13 capítulos que componen la primera temporada, contamos con apariciones esporádicas de prácticamente todo el elenco original de Padres Forzosos, exceptuando a las hermanas Olsen quienes no quisieron participar en el proyecto, e incluso eso, tiene un guiño en los primeros minutos del primer episodio. También se hacen numerosos flashback que para aquellos quienes hayan visto la serie resultará incluso emotivo.

Madres Forzosas no ofrece muchas sorpresas en cuanto a guión, temas tratados o escenarios; lo que resulta curioso, es que pese a ser una serie rodada en 2015, mantiene esa esencia que tenían casi todas las series de los ’90, donde prácticamente todos los conflictos se arreglaban gracias al amor y la unión familiar, todo resulta muy neutro, correcto y es lo que resulta sorprendente, pues es algo que si miramos la programación actual, no encaja en absoluto en los estereotipos de las series líderes de audiencia dónde las tramas principales son dramas, asesinatos y séres fantásticos como vampiros, hombres lobo, brujas o superhéroes.

Ya sea por nostalgia, por temática, por su singularidad o simplemente por calidad, os recomiendo que le echéis un vistazo a Madres Forzosas, estoy convencida de que os va a gustar, quizá no será el tipo de serie que te enganchará desde el minuto uno y necesites ver un capítulo tras otro, como en anteriores recomendaciones, pero seguro que os hará pasar un buen rato y os resultará de lo más entrañable.

Saludos,

Firma_Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s