Un bonsái en la Toscana de Isabel Keats

el

Siempre que viajo a algún lugar, escojo un libro para leer en el avión (que tanto sufrimiento me ocasiona)  y esta vez elegí el último de esta autora que ya conocía y de la que ya hemos hablado alguna vez.


9788408147671El científico Robert Gaddi está a punto de hacer un descubrimiento que supondrá un inmenso avance para la medicina; sin embargo, hay demasiados intereses en juego y mucha gente decidida a que sus investigaciones no vean la luz. La noche que destrozan su laboratorio en Washington D. C., tanto su jefe como su amigo Charles Cassidy, del FBI, insisten en contratar los servicios de un guardaespaldas.

La delicada Lian Zhao, experta en artes marciales, es la elegida para el puesto. A Robert no le hace ninguna gracia que lo obliguen a tener una niñera que con pinta de adolescente, así que decide hacerle la vida imposible. No obstante, esta extraña joven, de misteriosos orígenes, acaba despertando su curiosidad.

A Lian no le importa que su protegido sea un tipo amargado que descarga sobre ella todo su sarcasmo; está dispuesta a defenderlo hasta la muerte de cualquier amenaza.
Todo apunta a que no puede haber dos personas más distintas en el universo, pero cuando tras un nuevo ataque se ven obligados a refugiarse en la antigua fortaleza de los Gaddi, en la Toscana, esa convivencia forzosa ejercerá un poderoso embrujo sobre ambos.


Isabel Keats es una autora que no puedo decir que sea de mis preferidas pero no me disgusta, así que empezaría diciendo Un bonsái en la Toscana es una novela romántica sencilla pero efectiva para distraerme de mis malos ratos en los vuelos.

(puede contener spoilers)

Un libro que combina dos historias en una, la más extensa que es la actual en la que los protagonistas son el científico y su guardaespaldas, y la anterior propia de ella, que nos da conocer su pasado en el monasterio shaolin.

Para mí, la sorpresa es la protagonista, Liam Zhao, una combinación entre una “geisha” y “Mulan” en la versión occidental; una chica que a pesar de estar altamente cualificada para su trabajo en cuestiones de la vida cotidiana es realmente una inexperta. Robert Gaddi, por el contrario era lo que esperaba: un excelente científico, atractivo pero amargado a causa de un accidente que lo combierte en un auténtico cretino (por no decir algo menos adecuado).

Lo que empieza siendo una mera relación laboral obligada para el Dr. Gaddi, que muestra su peor versión burlándose o ironizando a la misteriosa señorita Zhao,  termina siendo mucho más para ambos. Un descubrimiento para ella de muchos sentimientos que no conocía y una pelea de sentimientos interna para él.

Todo ello acompañado del peligro que corre el científico por el importante descubrimiento que ha hecho y para el cual es contratada Lian, que los llevará a tener que esconderse y a sufrir algunas circunstancias peligrosas.

En resumen, creo que Isabel Keats cada vez hace libros más elaborados, como ha sido el caso de Un bonsái en la Toscana, una historia romántica en medio de una situación de peligro, con diálogos ingeniosos que hace del libro una novela entretenida.

Blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s