50 Sombras de Grey, Dir. Sam Taylor-Johnson

Hola a tod@s,

Esperamos que hayáis pasado un gran fin de semana. Hoy por fin vamos a hablaros de la tan ansiada película del año: 50 Sombras de Grey, la primera entrega de la trilogía basada en las novelas homónimas de E.L. James. Hemos querido esperar un poco, por dos motivos principalmente:

1º. No hemos tenido tiempo hasta este pasado fin de semana para poder ir al cine a verla.

2º. y no por ello menos importante, queríamos dejar algo de tiempo para que más gente fuera a verla, para que así podáis opinar con nosotras y no hacer demasiados SPOILERS.

Por ello, si no habéis visto la película aún, no habéis leído los libros, o simplemente no queréis que os destripemos las sorpresas (aunque sean pocas, francamente) mejor no sigáis leyendo 😉


50SombrasAnastasia Steele es una joven e inocente estudiante de Literatura cuyo curso termina ese mismo año. Como favor hacia su mejor amiga, se verá inmersa en una tarea de periodista que no le agrada demasiado. El encargo consiste en entrevistar uno de los más prometedores y ricos empresarios del momento: Christian Grey. Apabullada por su carisma, Anastasia caerá rendida a los pies del galán  sin ninguna opción de resistirse. Sin embargo, cuando empiecen a intimar, se dará cuenta de que las costumbres sexuales de la pareja de cama no resultan nada convencionales. Ante ella se abre un mundo completamente nuevo de posibilidades, y desde el momento en que ponga un pie dentro del estilo de vida  del arrollador Grey, la joven no tendrá escapatoria ante  el juego de seducción, poder, sumisión y deseo irrefrenable, que aparece frente a ella. Una historia sobre los límites, la confianza y el erotismo, bañada por la inocencia femenina de Anastasia y el arrojo masculino de Grey, una de las parejas literarias más famosa del momento.


Hay que partir de la base que hacer la adaptación cinematográfica de una trilogía que ha sido un best-seller siempre tiene sus complicaciones y resulta muy difícil complacer a todo el mundo, porque todos nos hemos imaginado nuestros propios personajes, escenas, etc. y más cuando hay tanta especulación alrededor de un proyecto de estas magnitudes, pero es que 50 Sombras de Grey se lleva la palma, creo que no ha podido decepcionarnos más.

Está claro que es un tipo de película que iba a ser un éxito de taquilla, aunque tan sólo fuera por las expectativas creadas desde un principio, tanto por la temática como por la elección de los actores a quienes darían vida a los protagonistas, pero la calidad del largometrage dejan mucho que desear.

Es un libro relativamente extenso, por lo que entendemos que meter 540 páginas (sí, lo hemos mirado para decirlo tal cual) es muy complicado,  pues es muy detallado y explícito, pero centrándonos en lo que es  el argumento está tan sumamente recortado que hay partes que no se entienden; una persona que no haya leído la trilogía no comprende que Anastasia no puede tocarle el pecho a Grey porque por su tortuoso pasado él no quiere, en el film parece que sea simplemente porque él no la deja por ser el amo y ella la sumisa. Hemos echado muy en falta escuchar la frase: “echar un polvo vainilla” que es algo que recalca mucho Grey.

En cuanto a los ejes de tiempo, el transcurso de este no está bien plasmado, da la sensación que la negociación del contrato se alarga de forma interminable y de golpe y porrazo, se acuestan por primera vez y ya en seguida se van los dos a cenar con la familia de Christian y de repente están discutiendo, exigiéndose sinceridad y saber porque él actúa de la forma que lo hace, de la noche a la mañana, cuando eso no es así en los libros, se plasma un paso del tiempo con los mensajes, e-mails, como se forja su “relación” y van naciendo los sentimientos, etc. Eso no se ve en ningún momento en la película y no se sobreentiende de ninguna de las maneras, la única forma es habiendo leído los libros, lo cual nos parece un gran error.

Por otra parte, en lo que a los personajes se refiere, es obvio que cada uno había imaginado a sus propios Christian Grey y Anastasia Steele, y más con el intenso debate que hubo durante los castings sobre si sería Ian Somerhalder, Matt Boomer o un largo etcétera. Los “ganadores” resultaron ser Dakota Johnson y Jamie Dornan… quizás no hubieran sido nuestra primera elección, pero contentar a todo el mundo es difícil, a veces es cuestión  de ver a alguien en un determinado papel y ya te acostumbras e incluso no puedes imaginar a otra persona dando vida al personaje después; pasó exactamente lo mismo con Robert Pattinson en la saga Crepúsculo de Stephanie Meyer. En este sentido no tenemos queja, la queja viene en el enfoque que se ha dado a los personajes, que ya es más un tema de dirección que de interpretación. Se les ha dado una bis cómica a Anastasia Steele y a Christian Grey que aún no sabemos de dónde ha salido; es posible que haya algún comentario en un momento concreto en el libro que haya podido resultar gracioso, pero ¡escuchamos más risas en el cine que si estuviéramos viendo una comedia! A Christian Grey, E.L. James lo plasma como un hombre serio, frío, distante, que se va mostrando conforme transcurre la historia, por lo que no entendemos porque la dirección ha hecho que Jamie Dornan sonría tanto, esas sonrisitas no ayudan a crear el ambiente de tensión por ver qué va a suceder a continuación que se respira en el libro, el ambiente en la película es muy distendido y relajado hasta casi el final. Para más inri, está el añadido de que la química entre Johnson y Dornan es prácticamente inexistente. Es una saga difícil de llevar a la gran pantalla por el gran contenido de sexo explícito que hay, pues no se trataba de hacer una película porno, pero a penas se veía complicidad entre los actores, había más erotismo en la escena del ascensor que en las de cama o el cuarto rojo, por lo que ha resultado muy decepcionante en ese sentido.

Finalmente, lo único que se salva un poco en 50 Sombras de Grey es su banda sonora, la adaptación del tema de Beyoncé “Crazy in Love” es sublime y el tema central, “Love me like you Do” de Ellie Goulding es espectacular, la única pega es que no nos cuadra como lo han utilizado en la película, como si fuera una simple música de transición en la escena del helicóptero cuando se dirigen a Seatle; este tema se merece un momento más intenso e importante dentro del film, pues habla de un amor intenso del que no se puede escapar a pesar de que sabe que no le conviene y ahí queda eclipsado por ser el primer viaje en el Charlie-Tango, aunque si queréis enfocarlo como que es Grey quien se hace consciente ahí de que “no está obrando correctamente” conquistando a Anastasia a pesar de sus gustos tan peculiares, quizá tenga un cierto pase.

En fin querid@s lectores/as…. ¿Qué os ha parecido a vosotr@s? ¿Os ha gustado, no? ¿Creéis que se adapta bien al libro o que han hecho un poco lo que han querido? Contadnos vuestra opinión, estamos deseosas de leer vuestros comentarios.

Saludos,

Firma_Blog   Blog_firma3

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. muy buen articulo, muy completo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s