Gigoló. El Amor Tiene Un Precio, de José de la Rosa

el

Hoy os presentamos la reseña de uno de los libros que presentaron durante el VRA y que venia abalado por ser el ganador del Premio Titania de Novela Romántica.


GigoloUna historia de amor sobre la belleza de las relaciones imperfectas. Su novio está de viaje, sus amigas ocupadas y María ha decidido hacerlo: contratar los servicios de un gigoló por una sola noche. Sin embargo aquella experiencia de sexo pagado con un desconocido (Allen) quizá sea más trascendente de lo que esperaba. Dos años después se encuentran de manera fortuita, cuando ella está a punto de casarse con el hombre de su vida. Así descubre que Allen lleva desde entonces buscándola, y también que una noche de sexo por 500 libras ha podido cambiar sus destinos para siempre. A partir de ahí, María deberá elegir si continúa su perfecta vida tal y como estaba planificada desde que era una niña o si se deja arrastrar por Allen, un hombre tan atractivo como peligroso, y de quien no puede salir nada bueno… ¿Será capaz María de evitar a Allen? ¿Podrá seguir con su vida tras reencontrarse? Porque no hay mayor traición que ser infiel a una misma, José de la Rosa nos muestra que es posible salirse del guión y empezar de nuevo.


Creo que fue la presentación que más me llamó la atención, no solo por el título, sinó porque estaba escrito por un hombre y estamos acostumbradas a que los libros de este género vengan de la mano de escritoras.

José de la Rosa es un autor que no conocía pero que sin duda alguna estará más presente a partir de este momento; Gigoló, El amor tiene un precio es un libro que hay que reconocer está muy bien escrito en el que se plasma una historia de amor de verdad, llena de sentimientos.

Dos protagonistas que atrapan. María, es una chica hija de inmigrantes españoles, seria y disciplinada que ha luchado por ser alguien pero a su vez, llega a ser aquello que los que la rodean (sobre todo su prometido Edward) quieren que sea, quedando relegada la María de verdad a un segundo plano.

Allen Smith es un hombre guapo, de mirada azul, su atractivo despierta pasiones por donde pasa, le gusta el sexo y ha disfrutado de él, dejando de lado los sentimientos, ejerciendo de gigoló hasta que una chica confundida le paga por una hora de sus servicios.

Además de los protagonistas, destacan Edward, la pareja de María desde hace 15 años, un prometedor neurocirujano que se va destapando como un egoísta y Karen la “amiga” de ambos, una mujer interesada, a la que a medida que avanzamos con el libro el odio por parte del lector hacia ella va creciendo.

Una novela que me ha parecido diferente: una protagonista guapa, aparentemente con una vida idílica pero imperfecta por como se ha dejado dominar por su prometido y su mejor amiga que acaba viviendo atrapada y ahogada dentro de su mundo. María decide contratar los servicios de un gigoló para aclarar ciertas dudas acerca del sexo y, con tan solo una hora de sus servicios, solventa las dudas pero aparece una mayor y es la referente a su amor por Edward, su pareja y prometedor neurocirujano, ya que a partir de ese momento el desconocido no sale de su cabeza. Por su parte a Allen le pasa lo mismo, aquella mujer tímida que escapa sin decir nada queda atrapada en su mente, decidiendo dejar la profesión que había ejercido hasta entonces.

Dos años después, y por casualidad, se reencuentran y aunque ella se muestra rehacía a conocerlo, la insistencia de él y las dudas de ella que está sumergida en los preparativos de una boda de la que ni si quiera está segura, hacen que acepte pasar un fin de semana con él, mientras Edward está en París. Durante esos dos días veremos como se conocen y como las pequeñas cosas que le muestra Allen a María la hacen disfrutar mucho más que su acomodada vida al lado de Edward. Pero para decidir entre Allen o Edward, debe dejar de ser la marioneta de los que la han rodeado.

Como decía, una historia de AMOR y SENTIMIENTOS que desde luego transmite, personalmente hay momentos en que me ha parecido algo lenta, supongo también por lo detallada. Y quizá por alguna idea preconcebida ya que es totalmente romántica y no erótica.

De todas formas, me ha gustado por ser diferente e imperfecta, tanto por lo que se refiere a personajes como a sus actos tratando el tema de la infidelidad de una forma más positiva que negativa ya que ese acto negativo que realiza María le acaba sirviendo para saber que es lo correcto para volver a coger las riendas de su vida.

Blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s