Si te Quedas en Escocia, de Olivia Ardey

el

Por fin la reseña del último libro de Olivia Ardey.


¡Embárcate con Olivia Ardey en un viaje fascinante a Londres y Escocia, con personajes que querrías face-escocia2conocer y situaciones que te gustaría vivir!

Carol Coleman y lord James MacLeod saben que se la juegan. Ella puede perder el trabajo de su vida, él, parte del legado familiar, una pieza de arte única de gran valor sentimental. Ambos serán duros rivales en una subasta. Carol confía plenamente en sus nervios de acero para conseguir otro éxito profesional y adquirirla para su galería, pero el irresistible y persuasivo Mac, le pondrá las cosas muy difíciles… ¿Estarán dispuestos a renunciar a lo que más les importa por amor?

Un engaño inocente, los secretos de Mac, el regreso inesperado del pasado de Carol y el recuerdo de unos hechos sucedidos durante la Navidad de 1914, pondrán en riesgo la firmeza de sus sentimientos.

Que la fuerza del amor y la magia de Escocia les acompañen.


Éste es el tercer libro que leo de Olivia Ardey, después de “En la Toscana te Espero” y “Tú de Menta y yo de Fresa”, y cada vez me gusta más. Si bien el primer libro lo elegí por la portada, debo decir que Si te Quedas en Escocia, además de por la autora, lo que me llamó la atención fue que la historia transcurría en Escocia.

Ardey nos presenta una historia entre un escocés y una inglesa que aunque sencilla, atrapa al lector desde el primer momento gracias a que su relación es vertiginosa al inicio, la historia de los antepasados de él y el hecho de  que se va entrelazando en algunos capítulos haciéndonos viajar del pasado al presente, me pareció apasionante.

Los protagonistas son Carol Coleman y James Macleod. Ella es una chica muy independiente, dejó su anterior trabajo ya que le aburría, actualmente trabaja para una galerista se dedica a asistir a subastas de arte para conseguir la piezas que ésta le pide. No ha superado el abandono de su madre biológica a pesar de tener una figura materna. Mac, que es como conocen a James, es un Lord escocés, también va a subastas de arte pero al contrario que Carol él quiere los objetos para la colección de su familia y muchas veces no son por su valor económico sino por el sentimental.

Además, están acompañados de varios personajes que entran mucho en juego como son Mari, una enfermera española que vive en la misma casa que Carol, Dick el informático que habita en el sótano de la casa, que aunque introvertido, es realmente un coco y tiene sus “puntos”. También destaco a Ana Coleman, la mujer del padre de Carol y que le ha hecho de madre a Carol, una mujer que siendo joven tuvo que dejar España y se trasladó primero a Escocia, donde ejerció cómo nanny de Mac y después a Londres donde conoció a su futuro marido, superando los baches que la vida le puso.

Como decía, el comienzo del libro se remonta a un hecho verídico, la Tregua de Navidad que ocurrió en Bélgica en 1914 donde los dos bandos, alemanes e ingleses pararon la batalla en Nochebuena decoraron las trincheras y cantaron villancicos entre el que destaca Noche de Paz (Stille Nacht). A partir de este hecho verídico conocemos (en varios capítulos) a un antepasado de Mac y su historia que sentimentalmente ha afectado a sus descendientes hasta el presente.

Carol y Mac se conocen en un avión de regreso a Londres, desde el primer momento se atraen a pesar de que él le esconde a ella cierta información. A partir de ese momento y sabiendo que serán oponentes en la subasta de la partitura Gruber (Stille Nacht) y debido a sus caracteres su relación es una montaña rusa de buenos y malos momentos en los que los malentendidos están muy presentes.

En general me ha gustado mucho y he tenido la sensación de estar viajando de Londres a tierras escocesas continuamente; aunque hay un par de aspectos que no me han convencido (y no digo que no me hayan gustado) y para nombrarlos ya aviso que hay SPOILERS.

Para empezar en los últimos capítulos Mari conoce a un policía sevillano y en el epílogo, Carol y Mac hablan de la próxima boda de esta nueva pareja; personalmente, me pareció precipitado, me faltó saber más de ambos y es algo que no entiendo a no ser que tengan su propio libro, ya que de todos los personajes secundarios, sin duda Mari es la que más incidencia tiene. Por último, la partitura Gruber contiene una carta original que quedó perdida y Carol y Mac deciden buscar a sus descendientes, es una pequeña sub-historia que también me pareció se resolvía muy precipitadamente pero quizá fue solo una sensación.

Un libro entretenido, en el que lo que sucedió en el pasado tiene incidencia en el presente; si os gustan este tipo de novelas y os atrae Londres y la cultura escocesa realmente disfrutaréis.

Blog_firma3

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Olivia Ardey dice:

    ¡Muchísimas gracias! Por tu opinión y, sobre todo, por escoger el libro como lectura. Besos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s