Jimena No Deshoja Margaritas, de Olga Salar

el

Conocía a la autora puesto que había leído dos libros suyos “Íntimos enemigos” y “Quédate esta noche”  que me habían gustado bastante, pero Jimena no Deshoja Margaritas llegó a mí de forma inesperada (me lo recomendó una amiga) y, bueno, decir que me ha gustado es poco. ¡Me ha encantado!

resena-jimena-no-deshoja-margaritas-olga-sala-L-4bHyY2

La música es lo más importante en la vida de Jimena: su trabajo, su manera de expresarse, su pasión… De hecho, su chelo es el mejor amante que ha tenido: fiel, comprensivo y siempre dispuesto a satisfacerla. Así que, ¿para qué necesita un hombre por muy atractivo que sea? Jimena no está dispuesta a soportar que nadie le diga qué debe hacer, ni cómo vestirse, que piense que su lengua es un arma de destrucción masiva o que se queje de lo horrorosas que son sus pecas… Y eso es justo lo que pasa cada vez que tiene la mala suerte de coincidir con Lucas. Pero cuando se ven forzados a compartir una casa antigua en un pueblo en medio de ninguna parte, las chispas empiezan a saltar sin que ninguno de los dos pueda evitarlo.

 

La historia no es que sea original pero engancha des del primer momento, dos protagonistas que se conocen a través de unos amigos que organizan una cena para emparejarlos. Evidentemente, en un primer momento se repelen, sobre todo porque Lucas hace un comentario acerca del aspecto de Jimena que esta última escucha. Pero el hecho que se encuentren en todas partes no ayuda, y pasar un fin de año en un pueblo pequeño (Alcolea), enviados de forma “casual” por sus amigos hará que se desate la pasión.

Los protagonistas: Jimena no ha tenido una vida fácil, huérfana de madre desde muy pequeña, se crió con su padre y su abuelo (músicos también) que no se preocuparon por ella, así que se refugió en la música. Actualmente, es una chelista muy buena, forma parte de la orquesta del Palau de Valencia y su sueño es poder formar parte de la Filarmónica de Viena para poder tocar en el concierto de año nuevo.

Lucas es un guapo arquitecto. También tiene un pasado que le marcó, sus padres se separaron y él se crió con sus abuelos. Por eso no quiere lazos, no se ha enamorado nunca, tiene amigas con derecho a roce pero no busca una relación de pareja estable.

En esta novela hay bastantes secundarios, destacaría por importancia; por un lado a Rubén y Lorena que es la pareja de amigos que tienen en común y los artífices de que se conozcan y, por otro, a Patricia que es la chica con la que comparte piso Jimena, músico también, por culpa del engaño de su ex-novio no se fía de los hombres y se dedica a ir de uno a otro.

Además, también tienen cierta importancia Eugenia la panadera que conoce Jimena por casualidad en Alcolea o Héctor, el hijo del frutero que acaba teniendo mucha influencia en la vida de la protagonista y Patricia.

Como comentaba la historia no es que sea original, pero la relación amor – odio entre los protagonistas engancha, personalmente no podía dejar de leer y el final, aunque quizá algo irreal es bonito.

Si os gusta este género, no lo dudéis os gustará, además se lee de forma rápida.
PARA MÍ LA MEJOR NOVELA DE LAS QUE HE LEÍDO DE ESTA ESCRITORA.

Puntuación 8’5

Blog_firma3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s