Review: Orange Is the New Black

Desde 3, 2, 1…. ¡Ocio! Os traigo una propuesta un tanto particular, pues para empezar no es apta para todos los públicos y requiere un poco de mentalidad abierta, ya que contiene una gran dosis de humor negro muy característico del canal HBO.
Se trata de “Orange is the New Black”, una serie que ha dado mucho que hablar en Estados Unidos y que lamentablemente, por el momento no ha llegado a nuestro país, pero estoy convencida de que, si llega, va a dar mucho de que hablar. El Naranja es el Nuevo Negro, esta basado en el libro que cuenta la historia real de la protagonista: “Orange is the new Black, My year in a wonen’s prision” (El Naranja es el nuevo negro: El año que pasé en una cárcel para mujeres) de Piper Kerman.
La serie narra la historia de Piper Chapman (Taylor Schilling), una mujer de unos 30 años, quien es sentenciada a pasar 15 meses en una prisión para mujeres después de confesar y ser condenada por un crimen relacionado con las drogas que cometió hace diez años, ayudando a su ex-pareja. En cada capítulo, de una hora de duración aproximadamente, nos cuenta el día a día de Piper en prisión, su historia, así como la relación con sus compañeras de celda y la historia por la que ellas están en ese centro penitenciario.
Recuerdo que el primer capítulo me pareció muy impactante, y reconozco que los primeros minutos pensé que no iba a seguir viéndola, pues como es típico del canal HBO, las imágenes son muy crudas y explícitas, desde el primer momento se ve a mujeres desnudas en las duchas de la prisión, así como escenas de alto contenido erótico lesbico muy explicito. Pero una vez superada la sorpresa o el impacto de las imágenes , la historia transcurre de forma fluida y va enganchando, pues la protagonista no deja de meter la pata con las presas, metiéndose en líos de dimensiones inconmensurables creándote la necesidad de saber qué va a pasar a continuación.
Otro valor añadido que convierte a esta serie en un “must see” es elenco. La mayoría de los actores de esta producción son rostros frescos, nuevos, como por ejemplo Matt McGorry quien da vida a John Bennet, uno de los policías encargados de mantener el orden en las instalaciones de la prisión, que antes de dar el campanazo con el show era entrenador personal, pero también cuenta con algunos rostros conocidos como Jason Biggs (American Pie) Natasha Lyonne (American Pie) o Laura Prepon (Aquellos Maravillosos 70).
En Netflix esta disponible la primera temporada de Orange is the New Black que consta de 13 capítulos, y actualmente están rodando la segunda temporada de la serie cuya fecha de estreno aun se desconoce, pero no será antes de 2014.
Dicho esto, os animo a que la veáis y, por descontado, que nos digáis qué os ha parecido.
Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s